LEMA DE LA CONGREGACIÓN Y EL COLEGIO

LEMA DE LA CONGREGACIÓN Y EL COLEGIO
LEMA DE LA CONGREGACIÓN Y EL COLEGIO

CARTA A LA COMUNIDAD EDUCATIVA DEL VGM EDUARDO JOSÉ ORTUONDO



Carta a los alumnos/as, exalumnos/as y familias del Colegio del

Lic. Eduardo José Ortuondo 
Veterano de guerra de Malvinas                                                                                                Promoción 103, año  1980 5 año D

CABA, 2 de abril de 2018

          Carta a mis queridísimos compañeros de mi amado colegio

 En este año donde se cumplen 160 años de la fundación de nuestro bendito colegio y 36 años de la gesta de Malvinas, en donde me toco en suerte participar activamente, les redacto esta breve carta.

 Primero corresponde disculparme por no estar presente en el acto homenaje del aniversario de la guerra de Malvinas pero por razones de fuerza mayor, me vi obligado a utilizar este instrumento para enviarles mi cálido mensaje.

Hoy es un día donde las emociones y los recuerdos se entremezclan y para los Veteranos de guerra se nos hace una muy difícil tarea nos sentirnos muy movilizados internamente al recordar aquellos días en donde tuvimos el INMENSO honor de defender nuestro suelo e ir a intentar recuperar nuestra querida perla austral.

Las vueltas del destino, hicieron que a mis jóvenes 19 años, tuviese que cambiar el uniforme de mi amado colegio, el cual había dejado hace poco tiempo, para ponerme el uniforme de combate e ir a defender la patria, en un lugar donde años antes, cuando estaba en 4 grado C, una fría mañana de invierno en el salón de actos nos enseñaron una proyección en donde nos contaron el problema Malvinas y el tratado antártico.

Recuerdo que salí con mucho enojo del salón, pero JAMÁS pensé que algún día, me iba a presentar a luchar de manera voluntaria como lo hice el 9 de Abril de 1982, a una semana de haber retomado las islas, llegando a ellas el martes 13 de Abril de 1982 y combatiendo hasta el 14 de Junio del mismo año y regresando prisionero el 20 de Junio en el buque Canberra de la flota Británica una vez finalizado el conflicto.

Quiero contarles que aquellas heladas noches y días, en oportunidad de encontrarme en mi pozo de combate, esperando o recibiendo el incesante bombardeo enemigo, cantaba a viva voz de manera repetida el himno de nuestro colegio, con la intención de expresar lo que de mi corazón surgía y que tan claramente se cumple en la letra del himno de nuestro colegio si ustedes la estudian con atención.

Al principio de esta carta resumí la presentación dedicándosela a mis queridísimos compañeros porque es mi convicción que desde la más altas autoridades  hasta el último integrante del colegio, fueron son y serán mis queridos compañeros SIN DISTINCIÓN de año alguno.

En otro orden de cosas, mis compañeros Veteranos ex-Combatientes entramos  en una temporada de alta sensibilidad en donde se mezclan las más variadas emociones y que va desde el 2 de Abril ( Día del Veterano de guerra y de los Caídos),hasta el 14 de Junio en donde se conmemora el "Día de la máxima resistencia", en donde finaliza la guerra pero caen la mayor cantidad de soldados Argentinos.

En este periodo de tiempo los Veteranos NO recordamos lo que sucedió, sino que lo REVIVIMOS, lo que nos genera un deterioro fuerte. Nos desgasta.

Nos pone sensibles, se nos van las lágrimas fácilmente o nos ponemos muy "picantes", como dicen hoy los jóvenes.

Es por eso que les voy a pedir un gran favor,...les voy a dar una receta...

Si conocen a algún Veterano de Guerra o a algún familiar de un caído en combate ( o como consecuencia del mismo) una vez finalizada la guerra de Malvinas, si lo ven medio pachucho con lo que siempre expresa,...si le sale sinceramente ABRACENLO,, denle la mano, denle un beso, diganle un "gracias".

Puede ser un gesto de su rostro tal vez   Lo que fuese. La base de la ayuda está en el sincero sentimiento , reza una misiva de mis camaradas de la localidad de La matanza en estas líneas.

Yo les prometo que en cuanto mi salud me lo permita, los iré a visitar y con la ayuda del Héctor. Vigil que tanto me apoya y me escucha y me aguanta, voy a a hacer un aporte a la biblioteca de nuestro colegio con material Malvinero e inclusive con filmaciones y hasta tierra de Malvinas.

Vamos a remalvinizar lo que años de olvido han desmalvinizado con el arma del olvido y desinterés.

Los dejo con un inmenso beso a todos y rogándole a nuestro Santo patrono San José  y la Virgen de Betharram y por supuesto, San Miguel de Garicoits, NOS bendiga a todos los integrantes del Sanjo de ayer, hoy y siempre como ya les dije. 

Con todo mi amor para ustedes.

PD: Como nos enseñaron en nuestro colegio, Y NO DEJEN DE HACERLO, canten SIEMPRE el himno con fuerza, con ganas y con toda el alma y en voz alta.

                                                                                                  Lic. Eduardo Jose Ortuondo 
                                                                                                Veterano de guerra de Malvinas

                                                                                              Promoción 103, año  1980 5 año D 

SAN JOSE

SAN JOSE
Ruega por nosotros en el año del bicentenario de la Revolución de Mayo. 1810-2010